miércoles, 21 de enero de 2015

JOSÉ “PEPE” MUJICA:

POETA METIDO A LA POLÍTICA O VICEVERSA
Xulio Formoso: José Mújica

El siglo XXI trajo al sur del continente americano unos hombres que proclamados por sus pueblos han estado y están más cerca de la poesía que de la vieja tradición crematística de Occidente, uno de ellos es el presidente uruguayo José “Pepe” Mújica.
El presidente Pepe Mujica en su casa de Montevideo

Cuenta Gustavo Pereira en un libro imprescindible, El peor de los oficios, publicado por Fundarte en 2012, que durante la dinastía Tang, la emperatriz china Wo Chao “queriendo proteger la poesía y a los poetas, y para dar a éstos jerarquía hasta entonces no disfrutada, dispuso que entre los temas examinados para optar a las altas dignidades públicas estuviese el de la poesía”. Largos siglos han transcurrido desde que la palabra sabía de versos. Probablemente la tradición se haya perdido en el tiempo y más probable aún es que Occidente jamás haya tomado en cuenta tan notable ejemplo. Más bien por estos lados de la tierra los altos funcionarios han sabido más de fuerza que de razón y más de prepotencia que de solidaridad, aunque muchas excepciones existan tal vez para confirmar la regla.
Pero el siglo XXI trajo al sur del continente americano unos hombres que proclamados por sus pueblos han estado y están más cerca de la poesía que de la vieja tradición crematística de Occidente. Lo casos son suficientes para darse cuenta que esta región del mundo lleva aún los cantos más profundos de la tierra. Si es capaz de mirar desprejuiciadamente se encontrará con la voz de caverna, de joropo y arpa, de aquel joven militar que supo decir por ahora y quedarse para siempre.
¿Acaso Chávez no fue un poeta popular, cantor de coplas y recitador de lo mejor de nuestra historia? Después apareció otro hombre que sabía de los dolores de quienes tienen por techo nada más que el cielo. Y es que Lula supo siempre del trabajo arduo, del sudor y las estrellas. Y Néstor, al sur del sur, se animó a retirar los viejos cuadros de la crueldad para colgar los de la esperanza. Y como si tanto sueño hubiera sido poco la voz honda de América se prendió de los ojos de Evo y de las manos de Correa. Después para seguir ese ejemplo llegaron Dilma y Cristina, mujeres que saben también de utopías realizables.
En la República Oriental del Uruguay la poesía se hizo presidente cuando José Mujica(Montevideo, 20 de mayo de 1935), el Pepe, electo en 2009, llegó para inundarlo todo con las palabras que saben de puentes, de encuentros, de heridas y sobre todo de esperanzas. Mujica le entrega la presidencia ahora Tabaré Vásquez con la misma humildad con la que llegó. Uruguay, ese país chico en extensión se ha vuelto para Nuestra América y para el mundo entero en referencia obligada para pensar y repensar en los valores que deben prevalecer cuando se emprende el largo camino de recomponer tantas décadas de injusticias y silencios.
El Pepe nos ha enseñado que la praxis política debe ser coherente con el amor, la entrega y la honestidad, por eso dijo en alguna entrevista que “la política es la lucha por la felicidad de todos”.

La juventud

En diciembre de 2014 los países miembros de Unasur, reunidos en la sede de la organización regional en Ecuador, le rindieron homenaje al presidente poeta que llega este 2015 al final de su mandato.
Allí, Pepe Mujica dio un discurso que estuvo lleno de verdades absolutas, de palabras de aliento a la juventud a las que vale la pena volver siempre, porque son una brújula que marca el futuro.
Y es que este hombre que estuvo más de una década en prisión (desde 1972 hasta1985) y que representa tan bien la esencia de Uruguay, viene de una larga tradición de luchas y versos. Los Tupamaros, partido en el que militó desde su juventud escribió para la historia no sólo la resistencia del pueblo uruguayo sino sobre todo la ternura como la mejor arma para desplegar las alas y volar hacia el porvenir.
Algunas de las conquistas alcanzadas por Uruguay durante la presidencia de José Mujica son la disminución de la pobreza, el crecimiento del empleo que registra el nivel más alto en la historia del país; además de un crecimiento real de los salarios y de las pensiones por jubilación, lo que demuestra una vez más el avance de una América Latina que ha decidido por fin poner el acento en los seres humanos.
El Pepe Mujica entrega la presidencia de Uruguay, pero se queda con su ejemplo luminoso en todos los latinoamericanos que han decido soñar y hacer realidad los mejores sueños de la humanidad, a pesar de como dice él que “lo imposible cuesta un poco más”.
A los jóvenes latinoamericanos

“Lo imposible cuesta un poco más y derrotados son sólo aquellos que bajan los brazos y se entregan. La vida te puede dar mil tropezones en todos los órdenes: en el amor, en el trabajo, en la aventura de lo que estás pensando, en los sueños que pensás concretar, pero una y mil veces estás hecho con fuerza para volverte a levantar y volver a empezar, porque lo importante es el camino. No hay una meta, no hay un arco del triunfo, no hay un paraíso que nos recibe, no hay odaliscas que te van a recibir porque moriste en la guerra, no, te quedaste y punto. Lo que hay es otra cosa, la hermosura de vivir al tope, de querer la vida en cualquier circunstancia y luchar por ella, y e intentar transmitirla, porque la vida no es solo recibir, es antes que nada dar algo de lo que tenemos, por jodido que estés siempre tenés algo para darle a los demás. (…)
A los jóvenes: si quieren vivir felices, levanten una idea en la que creer, vivan para hacer viva esa idea, no se dejen esclavizar por el mercado. El mundo que tendremos será el que seamos capaces de lograr y los latinoamericanos tenemos que ser, por haber llegado tarde y de atrás, un reservorio de lo mejor de la civilización humana, un continente de paz, un continente de justicia, de solidaridad, un continente donde es hermoso nacer y morir, un continente que le dice sí a la justicia, un continente sin odio, sin venganza, que dignifique la existencia del hombre arriba de la Tierra como animal que cuida lo portentoso de la creación que ha significado este barco de vida que es el planeta. Denle contenido a la existencia, porque si no lo hacen conscientemente el contenido va a ser la cuota que tienen que pagar cada fin de mes por el nuevo cacharro que tienen que comprar y así crónicamente hasta el fin de vuestros días. Hasta que un día los huesos no se levanten y adiós, no queda de ti ni el recuerdo ni el aliento”.
José “Pepe” Mujica
(Fragmentos del discurso del presidente uruguayo en Unasur. Diciembre de 2014)
Los zapatos viejos de “Pepe” Mujica


NOTA SOBRE "PEPE" MUJICA

Uruguay: El Ipad, la perra coja y la carne con cebolla en casa de “Pepe” Mujica



Lee la prensa con un Ipad pese a vivir en una humilde granja, sin apenas seguridad y donde él mismo se cocina carne con cebolla, su plato preferido. Así es José “Pepe” Mujica, el peculiar presidente de Uruguay, que  concedió a Efe una entrevista junto a su inseparable perra coja Manuela.
Ni por la pequeña garita con dos policías situada frente al lugar podría uno imaginar que la austera finca rural en la que vive Mujica con su esposa, la senadora Lucía Topolansky, es la actual residencia presidencial uruguaya.
Ubicada a 10 kilómetros de Montevideo, en un área rural en la que solo se escucha el trinar de las aves, lo primero que sobresale de la chacra (granja) presidencial son sus paredes desconchadas y techos de calamina verde, así como las gallinas que revolotean en los patios vecinos en torno a la ropa tendida al viento.

“Mi manera de vivir es consecuencia del proceso de mi vida. He pelado hasta donde es posible por la igualdad y la equidad de los hombres”, afirma en tono reflexivo este exguerrillero que pasó catorce años en prisión, la mayoría durante la dictadura (1973-1985), y que el próximo lunes cumplirá 78 años.

Para Mujica, del bloque izquierdista Frente Amplio, “el mundo está prisionero hoy de la cultura de la sociedad de consumo y lo que está consumiendo es vida humana, en cantidades tremendas”, pues se ha perdido la capacidad de disfrutar del tiempo y olvidado la idea de que “estar vivo es un milagro”.

“La gente no compra con plata (dinero), compra con el tiempo que tuvo que gastar para tener esa plata. No se puede despilfarrar ese tiempo, hay que dejarle tiempo a la vida”, argumenta el mandatario, que preside un país de 3,3 millones de habitantes y que se vende a nivel turístico como el paraíso de la naturaleza y la tranquilidad.
Vestido con ropa y zapatillas deportivas de tonos grises y negros, Mujica recuerda entonces la célebre frase de Séneca de que “pobres son aquellos que precisan mucho”, aunque luego aclara que lo suyo no es un alegato a “la pobreza y la miseria”, sino a “la sobriedad” en el vivir.

Afable a pesar de su gesto aparentemente adusto, se entusiasma con los regalos que ha recibido recientemente, como un laborioso tapiz obsequio de la Embajada de China, país que visitará la semana que viene.

Después de viajar al gigante asiático, Mujica se desplazará a España donde espera conocer la localidad vasca de Muxica, de la que supuestamente proceden sus antepasados.

“Mujicas en la expedición de Colón ya había algunos que los ahorcaron en las Antillas por revoltosos”, relata jocoso, antes de explicar que el apellido Muxica pasó con el tiempo a Mújica en España, Mojica en México y Mujica en algunos puntos de Suramérica.

Aunque pueda parecer chocante, el jefe de Estado cuenta con un Ipad para leer los periódicos temprano, antes de desplazarse a la Torre Ejecutiva, la sede gubernamental en el centro de Montevideo.

Lo usa al parecer porque no llega la prensa hasta la vecindad donde reside junto a otras tres familias y donde Manuela campa a sus anchas, pese a los 18 años de vida que le contemplan.

La cojera de la perra es fruto de un accidente con unas herramientas de arar que forzó la amputación de una de sus pata, relata el mandatario.

Uno de los vecinos del presidente, un hombre joven, le ayuda en las tareas agrícolas, para las que dispone de un viejo tractor que duerme en un galpón enmohecido junto a su viejo coche, un Volkswagen escarabajo (fusca o vocho) que tiene un cuarto de siglo de vida y está valorado en menos de 2.000 dólares.

El mandatario dice tener “poco tiempo” para las labores de campo y aclara que siguen cultivando flores únicamente para mantener la simiente y poder volver a producir con fines comerciales cuando deje el poder.
Entonces pretende también “hacer una escuela de oficios granjeros” destinada a jóvenes de la zona, porque “hay muchos guríes (muchachos) a los que les cuesta aprender un oficio”, revela.

La comida la compran en un autoservicio cercano con su esposa Lucía, que este jueves no llegará para comer porque está en el Parlamento trabajando.

“Cocinamos nosotros. Hoy a mediodía si no cocino no como”, reconoce Mujica, que para la ocasión va a prepararse su plato preferido: “bife con cebolla, con abundante cebolla picada”.

Pero antes saca el Volkswagen del galpón, invita a subirse al asiento trasero a la renqueante Manuela y se marcha a la carnicería del barrio, situada a dos minutos de trayecto por un camino rural.


Fuente:

http://www.infolatam.com/2013/05/17/el-ipad-la-perra-coja-y-la-carne-con-cebolla-en-casa-de-pepe-mujica/

jueves, 8 de enero de 2015

LA FALACIA DEL PLAN LECTOR



Leer es bueno para tu cerebro: beneficios de la lectura para la memoria, agilidad y salud mental


CONFORME LA CIENCIA AVANZA, SE SIGUEN REVELANDO LOS BENEFICIOS DE UNA DE LAS ACTIVIDADES QUE MÁS ENRIQUECEN LA REALIDAD HUMANA: LEER.

Pero...el Plan Lector


¿Responsabilidad del Ministerio de Cultura?

¿Responsabilidad del Ministerio de Educación?

¿Y esto es libertad de prensa?
¿Y la TV basura?

 

  



Gustavo Faverón(*)
El escolar peruano promedio lee poco, no lee cosas interesantes y no entiende mucho de lo que lee. Las razones abundan y las más obvias son la pobreza de nuestro sistema educativo, la catastrófica vacuidad de nuestros medios de comunicación y la manera activa en que la sociedad peruana desprestigia las actividades intelectuales.


En medio de eso, curiosamente, en el Perú se publica el diario de mayor tiraje de todo el mundo hispano, un periódico barato, hueco y escandaloso, versión edulcorada de los diarios chicha. Nuestra prensa sensacionalista, que en suma debe rondar el millón y medio de ejemplares cada día, medra con los déficits de lectura de los peruanos y no sirve en lo más mínimo para combatirlos.

Nadie creerá que la lectura de periódicos chicha prepara a su consumidor para leer cosas más complejas; nadie pensará que, tras años de leer esos diarios, el lector dirá: "bien, ya estoy listo, mi siguiente paso es el New York Times".

Sin embargo, desde hace años, en nuestras escuelas funciona una norma construida sobre la idea de que casi cualquier lectura conduce a la buena lectura: el Plan Lector, que deja en manos de la oferta y la demanda (y el entripado) la selección de las lecturas de nuestros colegiales, que con frecuencia acaban leyendo cualquier cosa, como si el consumo de materiales impresos, y no el conocimiento y la educación, fuera el objetivo de la lectura escolar.

En el 2007 se imprimía un millón 200 mil periódicos diariamente en el país; hoy la cifra supera los dos millones: ¿ha crecido el número de lectores de diarios "serios"? No. Lo que ha crecido es lo otro. Porque las malas lecturas no llevan a las buenas lecturas, así como la comida chatarra no forma buenos hábitos alimenticios y ver Al fondo hay sitio no transforma a nadie en cinéfilo. ¿Por qué repetir el fenómeno con los libros en la escuela? El Plan Lector es una fuente mercantil muy rica para la industria editorial, pero la beneficia solo a ella y no a los niños, que son, junto con sus padres, los explotados. Eso es algo que debe cambiar de una vez.



*  Gustavo Faverón. Escritor, periodista y crítico literario, es autor de la novela El anticuario (Lima: Peisa, 2011), traducida al inglés, turco, árabe, chino y japonés y reeditada próximamente en español por Candaya en Barcelona. También es autor del libro de historia Rebeldes (Madrid: Tecnos, 2006).

miércoles, 31 de diciembre de 2014

¡Buen año 2015!



Con mucho cariño para nuestros amigos y amigas.



¡Gracias por leer "quishtulandia" y compartir en las redes!
¡Y que el 2015 sea un gran año, lleno de prosperidad y buena cosecha!

viernes, 26 de diciembre de 2014

NAVIDAD, UNA FIESTA PAGANA MAS


LA VERDADERA  NAVIDAD 
EN LOS ANDES
Humanicemos estas fiestas cristianas, alejemos del consumismo perjudicial al medioambiente
Jahuacocha
Corrales de Jahuacocha
Corrales de Jahuacocha
 
Don Vidal Laurente camino a Jahuacocha
Jawuacholo

Aquel año del mes de diciembre, frisando los 12 años,  luego de la clausura escolar, todos los niños y niñas retornábamos ansiosos a nuestros hogares para estar  al lado de la familia y cumplir tareas propias de nuestra edad; la ocupación en el pueblo: crianderos, agricultores  y pequeños comerciantes, en algunos casos las tres opciones juntas en una sola familia.


Por esta época  del año,  los comuneros ocupados en la preparación de la tierra para el correspondiente sembrío, por zonas establecidas, para lo cual, previamente abonadas directamente por las manadas1 de ovejas o caprinos en majareadas2, abono ecológico  que aplicaban antes de sembrar cualquier chacra, luego de ese proceso, cumplido la tarea,  las manadas con sus cabecillas3 por delante, se trasladaban a los corrales establecidos en las punas de Jahuacocha, Turpa, Matibamba, Caracocha, Wanconga o Solin, según la preferencia  de los dueños.

Ovejas camino a Wauyan
Eran épocas de bonanza en el pueblo, aunque noviembre – diciembre, solían decir “malgaykila”; habían varios crianderos prósperos de ganado vacuno, ovino y caprino,  hasta caballar. En esta oportunidad solo trataremos a los crianderos de ovejas y caprinos, quienes poseían la mayor cantidad de dichos animales, denominados “cabecillas”,  ellos decidían conjuntamente con los  demás crianderos en menor proporción, el turno de pastoreo de las manadas, entre los cabecillas que sobresalían por la cantidad de ganado eran Don Sixto Álvarez con sus 400 ovejas en la punas de Caracocha,  Doña Pía Esteban con 200 ovejas entre las estancias de Tuctu y Turpa, don Silvino Albronoz  con 300 ovejas en Jahuacocha-Rodeo , Doña “Eupa” con sus 200, ovejas entre Wamanmarka y Jahuacocha - Rodeo, Doña Basilia Rivas  con 200 entre Caracocha y  Machay, don Gaudencio Caquipoma con 200 ovejas entre  Matta y Solin, Don Presentación Esteban con 200 cabras en las estancias cercanas del pueblo, no todas las manadas de ovejas o caprinos bajaban para dichas majareadas, sólo algunas. Lo mismo se hacía en todas las chacras de los fundos de Rara y Rucmis.

Las pocas ovejas de mi madre doña Salumina Gonzales Ibarra y de otros wacheros4 engrosaban  la manada de doña “Eupa”,  mi madre siempre poseía la menor cantidad de ovejas, un promedio de 10  entre borreguitas lanudas con sus críos, uno que otro carnerito, que apenas crecían lo sacrificaban para la pachamanca de alguna fecha importante en la familia,  solían decir “para gasto”, una especie de caja chica. La mayor atención en mi familia generaba los vacunos que mi señor padre don Virginio Bernabé Gamarra poseía en mayor proporción.
  
Aquella fecha,  la manada de doña “Eupa” se encontraba en Wamanmarka, estancia a unos 5 km. encima del pueblo, a la espera de ayudantes para ser  trasladado hacia  Jahuacocha - Rodeo, distante a 20 km. atravesando punas, quebradas y ríos; ni bien se llevó a cabo la clausura en la escuela, me asignan esa responsabilidad. 

Los perros pastores hacen su papel
Era  24 de diciembre, muy de temprano, apenas raya el alba, emprendimos  viaje, cargando a los burros las pertenencias propias de los pastores para largas estadías en la puna.

Muy de mañana, la caravana se dirige desde Wamanmarka por las faldas del cerro Santa Cruz en plena lluvia, mi condición de adolescente me permite arrear las ovejas con facilidad, subo y bajo los caminos sin dificultad, las ovejas embelesadas en buscar pasto fresco que escasean por esta época, se resisten; chicote en mano espanto para que aceleren el trayecto, Don Vidal va adelante con las ovejas grandes y las guías, yo les sigo con los demás, la carga de los burros vienen posterior con doña “Eupa”, la travesía se hace tedioso por la subida y el hambre de las ovejas, que no cesan de comer a cada paso; para completar la odisea del viaje, hay borregas preñadas que no se mueven a la velocidad de las otras. 
Típica campesina de estos lares

Aun así,  entre todas esas dificultades, se suma la espesura de la neblina, propia de la época; doblamos la esquina de Santa Cruz, a partir de allí el camino desciende hasta Wauyan, zona de arbustos y espinas por excelencia.

El descenso no tiene mayores dificultades, mientras cesa la lluvia momentáneamente, excepto por la abundancia de arbustos, donde se esconden los corderos cansados y fácil presa de los zorros que a la distancia nos seguían, escondiéndose  entre matorrales y pedregales, los perros pastores los mantenía a raya. Así llegamos a  la Estancia de Putaka, para ingresar a la tupida vegetación de arbustos  y espinos de Wauyan y Liriopampa; la caravana no se detiene, todos comemos mientras caminamos, el tiempo apremia, nuestro refrigerio está compuesto de porción de cancha con queso duro, de esos que guardaron como para esta  ocasión, y de refresco el agua de  cualquier manantial que a cada paso  se presenta.

Wauyan
Entre el coro de baladas de las ovejas y corderos que saltan cada vez que llegan a los claros, salimos airosos  de esa intrincada vegetación de Wauyan. Se facilita nuestro camino cuando llegamos a la playa de Sogo Ragra, a partir de aquí seguimos camino por borde del rio Achin, que sus aguas llevan cierta turbiedad. 


Al llegar al río Turpa, nuestra situación se complica, el rio ha crecido y no son apropiadas para el paso de las ovejas, tampoco estos animales son adictas a mojarse con facilidad, muchas poseen abundante lana. 
Rio Achin por su paso por Soggo Ragra

Luego de duros esfuerzos logramos pasar a algunas borregas madres, eran las “guiadoras”, el resto de la manada le siguieron con facilidad, no les importo saltar sobre las corrientes del río ni a los remolinos, simplemente se aventaron presurosos, luego pasamos el rio chimbando con los últimos corderos en brazos. En este tramo del trayecto, entendí prematuramente aquel dicho popular  “siguen como borregos…”, esa tendencia de muchos a actuar como ovejas, sin darse cuenta siguen sin importar las consecuencias, como si no tuvieran una mente racional.

Mientras atardecía, aquel día lluvioso, la caravana avanzaba lentamente luego de pasar el rio con mucha dificultad,  las ovejas lanudas  y mojadas  chorreando de agua caminaban a duras penas, el hambre y el cansancio se acentuaba cada vez más en mi adolescente cuerpo.

Cuando la noche se asomaba temerariamente, cruzábamos el puente  Pukasaka, luego, en un lugar apropiado al otro lado del río,  levantamos nuestro campamento.  Tenemos que descargar los burros antes que la noche nos sorprenda. Lo que prioriza doña “Eupa”  en su condición de mujer y madre, encargarse de preparar los alimentos para la cena reparadora, consistente en sopa caliente con trozos de carne  de cordero y papitas sazonado con salsa de chinchu y rocoto, y cancha a discreción.

Compuerta de Pukasaka
En la penumbra de la noche,  rugen las aguas del rio armonizadas con el balar de las ovejas y corderos en busca de sus madres para amamantar; así me quedo dormido profundamente por el cansancio teniendo como fondo musical aquella mezcla de sonidos casi celestiales.

La mañana del 25 de diciembre, muy temprano doña “Eupa” nos sirve  el desayuno consistente en cafecito de cebada caliente, con machka5 de trigo revuelto en manteca caliente, ante tanta delicia, doblo la ración. 

Puente de Pukasaka
Desde aquí a Jauacocha-Rodeo, es poca distancia,  aunque la travesía sigue de dificultoso por lo accidentado del terreno. Finalmente llegamos al destino previsto, el paisaje está cubierto de blanco desde Rodeo hasta las nieves perpetuas del Yerupajá y Jirishanca que se divisan a lo lejos, los demás crianderos dicen, está nevando desde hace varios días.

Grata experiencia compartida durante mi adolescencia, percibiendo las vivencias propias de estas comunidades en su verdadera magnitud, la misma que traslado para que las generaciones venideras perciban que los niños andinos no hemos entendido la navidad como hoy se practica hasta en  estos lugares remotos por su condición consumista y alocada como hoy. Nuestro regalo navideño, era la dicha más sublime de estar en contacto con la propia naturaleza.
Pacllón

Durante la  navidad,  en el pueblo, los parroquianos solían acudir a la iglesia por la noche,  escuchaban canticos al “niño manuelito”, luego  las familias se reunían como en cualquier fecha, sin ningún bullicio ni parafernalia.

Posteriormente, por la década de los sesenta don Arnaldo Carrera, que cada navidad retornaba al pueblo desde Lima donde radicaba, traía consigo y vendía en su casa en pequeña proporción los denominados panetones “bizcochos grandes” solíamos decir. Por esos tiempos, las mismas costumbres de las ciudades se iban trasladando paulatinamente con todos sus defectos y bondades. Aquellos, eran tiempos de los saludos y parabienes expresados en tarjetas alusivos que a través del correo postal a nivel nacional llegaba hasta el domicilio del destinatario.
Don Arnaldo Carrera

A finales de la década de los ochenta, me toco compartir la navidad en Europa, cuna de muchas de nuestras costumbres que nosotros hoy practicamos. Aquella navidad, con ciudades cubiertas de nieve, con escaparates solo simbólicos y sin bullicio, sin panetón ni chocolate; me hizo recordar una de mis experiencias con nieve en Jahuacocha, como las comentadas líneas arriba. Naturalmente, es propio  de los pueblos de estas latitudes, hábitat natural del hombre blanco, de los renos y pinos, donde la temperatura normal por esta época está siempre por debajo de cero grados, soporté sin dificultad los - 20 °C, en los denominados “duro invierno”.

La ultima chocolatada por navidad que organizamos en la comunidad “NAVIDAD DEL NIÑO DEL HUAYHUASH – 2004”, invitamos compartir a los niños del pueblo, para lo cual hicimos una colecta entre amigos y conocidos recaudando juguetes y presentes para regalarles a los niños y niñas. Errado o acertado esta actividad fue un éxito, donde convocamos a alrededor de 300 niños.
Típica choza de pastores

En estos tiempos modernos y globalizados, somos parte  de un sistema de sociedad mercantilista, donde nuestros hábitos y costumbres se han universalizado, afianzados en el consumismo, distorsionando nuestra realidad, reflejado hasta en las comunidades más remotas, permitiendo borrar nuestras propias vivencias andinas. 

Hoy la navidad en las ciudades es una fiesta pagana más, bulliciosa, con juegos de luces artificiales y pirotécnicos atentatorios al medio ambiente, con presentes sofisticados y fantasiosos para los niños que les limitan su imaginación y creatividad, e intercambio de regalos y saludos hipócritas, que hasta en las redes sociales se repiten mecánicamente, cual robots o aliens, mientras la humanidad cada vez pierde su condición de tal.  Cada quien es libre de aceptar o rechazar.   
---------------------------------------------------------------------------
1) manadas, conjunto de ovejas que sobrepasan el ciento
2)majareadas, proceso por el cual el terreno de cultivo es abonado antes del sembrío directamente por manadas de caprinos u ovejas
3)cabecilla, persona que posee la mayor proporción de caprinos u ovejas.
4)guachero, crianderos que poseen en menor proporción caprinos u ovejas en las manadas.
5) machka, harina de trigo integral.


sábado, 20 de diciembre de 2014

CRECIENDO A FUERZA DE CORAJE

PACLLINOS CRECIENDO A FUERZA DE CORAJE 
Migrando del campo a la ciudad


  




MUESTRA DE TRABAJO DE HEREDEROS PACLLINOS

OTRA MUESTRA DE PUNDONOR Y DEDICACIÓN

Por: Jawuacholo

Muchos  provincianos hemos salido de nuestros pueblos, enfrentar la vida cargados de sueños e ilusiones, abrirnos paso desde jóvenes, nuestros puertos de destino la Capital u otros ciudades del Perú o del extranjero; trabajando honestamente en lo que sea, con tal de aprender los secretos de la supervivencia en las ciudades, otros estudiando hasta coronar un oficio o una profesión, y los más audaces compartiendo el trabajo con el estudio, en ese juego cotidiano de superación. ¿Cuantos avatares, cuantas experiencias gratas o ingratas saboreadas en el trayecto? Algunos salieron con familias enteras  en éxodo hacia las grandes ciudades que los acogieron con indiferencia pero se adaptaron.

Esas grandes ciudades han crecido producto de  migraciones - del campo a la ciudad; siempre nos hemos preguntado desde siempre ¿Por qué esas migraciones?, ¿porque mucha gente  abandona el campo?,  ¿Qué de encanto cautiva o cautivó las grandes ciudades? Las explicaciones que dan los estudiosos del tema coinciden y atribuyen al fenómeno socio – económico – político que nuestro país ha venido experimentando desde la década de los 50 a la actualidad, pasando por una serie de etapas en cada gobierno de turno, no es el propósito de nuestras reflexiones en estas líneas.

Hoy, transcurrido varias décadas, cada vez, al retornar y recorrer su calles comprobamos transformaciones como “factores de progreso”: carretera, agua - desagüe y electricidad domiciliaria, teléfono, internet y canal de TV en el pueblo, comunicación por celular, calles pavimentadas y comodidad para la educación en los tres niveles educativos: inicial, primaria y secundaria que funcionan en locales adecuados. Contrariamente, se sigue manteniendo los niveles de pobreza de sus hombres, mujeres, niños y ancianos, se cultivan menos terrenos agrícolas, por consiguiente menos producción de la tierra, y se está perdiendo la participación comunal, la solidaridad pierde piso. Reflexionamos, ¿de qué manera las ayudas sociales que los gobiernos de turno implementan, ayudan erradicar la pobreza y  afianzan la participación social?, requieren más análisis, en el futuro completaremos, este fenómeno que viene repitiéndose a lo largo y ancho del país, producto de la “bonanza económica” y la corrupción generalizada.   

Ahora, nos invita ir individualizando a las personas y familias que han logrado transformar sus destinos como producto de esa migración a fuerza de pundonor y trabajo ¿Qué hubieran sido de ellos si sus padres, hermanos  o mayores no se hayan atrevido salir del terruño en búsqueda de otros horizontes?

Comprobamos enfervorizados, que no fueron viaje a la china, valió la pena esa audacia, abandonar la “comodidad pueblerina”, abandonar amigos y familias, abandonar la estreches económica, la cada vez decadente producción agrícola, o la falta de los servicios básicos enumerados y la desatención de los gobiernos o al centralismo; ante ello los padres, hermanos, primos o mayores quienes se atrevieron, no se equivocaron salir en la búsqueda de otros horizontes  para sacar adelante a los hijos, hermanos, o simplemente familiares y amigos. 

Hoy,  miramos en retrospectiva con ansias de seguir apostando por su desarrollo integral. Las ventajas están a la vista: Reconocido a nivel nacional como la tercera área natural protegida todo su territorio, administrada como ACP por la propia comunidad, largo anhelo comunal cristalizado e ingentes recursos financieros transferidos del Gobierno Central a través de la Municipalidad Distrital.

Allí están las familias pacllinas de los: 

Albornoz,   Bernabé,  Duran,  Carrera,  Cárdenas, Huaranga,  Rivas,  Córdova, Neira,   Gonzales, Pérez,  Avalos,  Béjar,  Mendoza, Ibarra,  Rumaldo, Padilla,  Esteban,  Caquipoma,  Luciano, Asencio, Laurente,  Santos,  Andrade, Espinoza,  Caqui,  Sánchez,  Damián, Curí,  Flores,  Vargas, Claudio,  Dámaso,  Velásquez,  Osoriano, Zambrano,  Atachagua,  Fermín,  Zubieta,  Valdez, Gamboa,  Alejos, Jiménez, Alvarez, entre otras familias queridas.

Desde esta modesta plataforma virtual, rendimos homenaje a esos pacllinos pioneros, algunos todavía con las ansias de volver al terruño, otros ya descansan en paz, justo homenaje a los hombres de trabajo que aspiran en grande tanto para los suyos como para su pueblo, hombres y mujeres sinceros, honestos y laboriosos, porque cuando se trata de la familia, del hogar, de los hijos no hay medias tintas.  

Desde la distancia se ama más a la patria chica, también nos genera preocupación su desarrollo, el bienestar de sus familias, la calidad de vida que llevan, el desempeño de sus autoridades, finalmente comparamos el tiempo y la distancia transcurridos, y dejamos la siguiente reflexión ¿nuestros pueblos estarán dirigidos por sus autoridades a la altura de las circunstancias?, lo mencionado como “factores de progreso” ¿significan desarrollo de los pueblos? 

¡¡¡ÉXITOS Y BUEN AÑO 2015 A TODOS!!!


Pacllón, diciembre 2014 

lunes, 24 de noviembre de 2014

PERÚ. LA CLOACA


PERÚ. LA CLOACA

¡Datos de la historia que todo peruano no debe olvidar jamas!







Por Gustavo Espinoza M. (*)

Para: quishtulandia

Bastante bien asesorado debió estar el Presidente Ollanta Humala cuando recientemente, y en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, aseguró que el fujimorismo salió de una cloaca. Probablemente, para tener la certeza de usar debidamente el vocablo, el ex comandante consultó a la Academia Peruana de la Lengua, porque, sin duda, se valió de la expresión más precisa y en su más cabal sentido.

El Diccionario General Ilustrado de la Lengua Española editado en Barcelona, con prologo de Ramón Menéndez Pidal y en versión corregida y ampliada por Samuel Gili Gaya, sostiene, que la cloaca “es el conducto subterráneo por donde van las aguas sucias, o las inmundicias de los pueblos”.

Con tan trasparente definición, seguramente la inmensa mayoría de los peruanos coincidirá en admitir que el fujimorismo es ciertamente una excrecencia de las cloacas, como lo aseguró, con gesto adusto, el mandatario nacionalista.

No se trató del un adjetivo orientado a descalificar, ni degradar, a nadie. Fue un muy preciso uso de un vocablo sustantivo, porque el fujimorismo es una de las inmundicias que produjo el pueblo en una determinada etapa de su crisis.

No olvidemos en efecto, que Alberto Fujimori apareció, en 1990 como el candidato del “No-Shock”.
 
Cuando en representación del FREDEMO, Mario Vargas Llosa ofertaba la Apocalipsis, y amenazaba a los peruanos con cerrar las empresas públicas, despedir a millones de trabajadores, eliminar puestos de trabajo a borbotones, disolver los programas asistenciales, liquidar las pensiones de jubilación y cesantía, destruir los derechos laborales y acabar con los beneficios reconocidos por ley ; arguyendo que era indispensable un “programa de shock” para salir del 7,000% de inflación al que nos había llevado el primer gobierno de García; el chinito de la yuca aseguraba simplemente que él “no haría eso”

Asumió su gestión gubernativa el 28 de julio de 1990 bajo la batuta del Fondo Monetario y el Banco Mundial y, atenazado por los Servicios Secretos de los Estados Unidos que lo coparon de inicio, el 8 de agosto de ese año, bajo la inspiración de su flamante ministro de economía Juan Carlos Hurtado Miller,lanzó el “shock” de ese entonces que cayó como un verdadero mazazo sobre la cabeza de los peruanos.

A los que dicen esporádicamente que “la izquierda apoyó a Fujimoriri” en esa circunstancia, cabría recordarles que la única voz que se alzó en contra de ese llamado “programa reactivador” fue la CGTP, que convocó un Paro Nacional el 16 de agosto, y que, aunque se cumplió “a medias”, concluyó en una trifulca en la Plaza Dos de Mayo cuando a represión policial buscó disolver a los dirigentes de entonces que, encabezados por Valentín Pacho y Pedro Huilca, se disponían a protestar.

Lo que vino después, es más conocido: la guerra sucia, el exterminio de las poblaciones originarias, la esterilización forzada de mujeres, la institucionalización de la tortura, la habilitación de  centros clandestinos de reclusión, desaparición forzada de personas, ejecuciones extrajudiciales; el establecimiento de tribunales secretos, jueces sin rostro y el dictado de sentencias anónimas e inicuas; la creación de grupos de exterminio –Colina, fue el ejemplo- y el castigo a todos los segmentos de la sociedad: médicos, maestros, trabajadores, campesinos, mujeres y jóvenes; fueron e pan cotidiano durante diez años..

Pocas veces la perversidad se hizo más patente en política que en aquellos años, en los que 3 de cada 4 víctimas de la violencia integraban poblaciones originarias, vivían en zonas rurales o eran simplemente quechua-hablantes.

Despoblar las aldeas, era la consigna dictada y cuyo cumplimiento debía ser asegurado por doce mil oficiales de las Fuerzas Armadas lanzados al campo con el propósito genocida a acabar con las poblaciones. Y todo eso, bajo el pretexto de “pacificar el país y acabar con la subversión” Fue esa la “escuela de fascistización” por la que pasó la Fuerza Armada de arriba abajo bajo el dictado  de la CIA.  .

A estos elementos gráficos de descomposición, hay que añadir el hecho que, en forma paralela, los máximos exponentes del régimen: Fujimori, sus ministros y colaboradores cercanos, a más de la Cúpula militar de entonces liderada por Nicolás Hermoza, Elesván Bello, Antonio Ibárcena, y los generales Chacón, José Villanueva, Cesar Saucedo, Víctor Malca  y otros; amasaron inmensas fortunas robándose desde partidas presupuestales hasta lingotes de oro, pasando por cierto por la “adquisición de armas”, el contrabando y otros procedimientos dolosos aún insuficientemente ventilados.

A todo eso se sumó el manejo nauseabundo de una prensa “chicha” y una TV “basura”, compradas ambas con dineros públicos, y encargadas de echar lodo y piedras sobre el honor y el prestigio de connotadas personalidades de la vida peruana como Gustavo Mohme Lloma, paradigma de decencia y dignidad.

Que la perversidad del régimen de entonces no tuvo miramientos, lo confirma el que centenares de personas inocentes fueron condenadas por “terrorismo”, a cadena perpetua o largos años de cárcel; a sola condición que fueran señaladas como tales por otras, capturadas sorpresivamente y sometidas a apremios inauditos, a fin que “señalaran” a supuestos “senderistas”.

El emparedamiento y las torturas a las que fuera sometida Susana Higushi, por orden de su esposo y mandatario Alberto Fujimori, y los cables eléctricos atados a sus articulaciones, así como su destitución y reemplazo por su hija, la hoy candidata Keiko Fujimori: no fue sino la tapa de la bombonera en la que –cual Caja de Pandora- estaban encerrados todos los vicios y degradaciones del régimen de entonces, el más nefasto de la historia social del Perú.

A ella representa hoy Keiko Fujimori que, aliada con Alan García encarna LaMafia que busca obsesivamente volver a la conducción del Estado con el avieso propósito de “vengar” la condena que le fuera impuesta a su padre en un juicio legítimo y público, desarrollado con garantías de ley.

Es curioso: cuando Humala habló de “La cloaca”. Keiko aseguró que había “injuriado” a su padre haciendo uso de “un lenguaje chavista”.

Recordemos: nunca Hugo Chávez aludió directamente a Fujimori, tal vez porque pensó  no inmiscuirse en asuntos netamente peruanos. Sí lo hizo, en cambio, cuando habló de García en un contexto muy concreto:  lo comparó con Carlos Andrés Pérez, el ADECO que fuera Presidente de Venezuela. Aludiendo a ambos, dijo que eran “caimanes de un mismo pozo”, y a García específicamente lo calificó, con precisión innegable, cono “ladrón de cuatro esquinas”. Certero, el Comandante,  sin duda.

En otras palabras, el “lenguaje chavista” fue contra AGP, y no contra Fujimori. Si Keiko lo “deplora”, es porque caracterizó a quien es hoy su “mejor aliado”.Se siente en el deber de defenderlo. Podría ser su garantía de victoria el 2016

En España, la cantante y artista Isabel Pantoja, acusada por delitos menores, y sentenciada a dos años de cárcel; finalmente aceptó ir a prisión con un mínimo de dignidad y de decoro. En cambio aquí, Alberto Fujimori llora a moco tendido cada día pidiendo que lo devuelvan a su casa, cuando él mismo no ha sido capaz de devolver un solo centavo de todo lo que se robó impunemente.

El chinito de la yuca no está en prisión. No estuvo allí ni un solo día. Fue instalado, desde un inicio, en el Centro Recreacional de la Policía, en el ex fundo Barbadillo, donde vive dedicado a cultivar las flores que él mismo sembró. En el lugar, recibe desde visitas personales hasta políticas y desarrolla una campaña abierta y sediciosa, aplicando su propia estrategia.

Como se recuerda, no hace mucho, le privó del uso de un teléfono celular, del que se valía para brindar “declaraciones exclusivas” que trasmitía su amigo del alma, Raúl Vargas por las ondas de Radio Programas del Perú. El hecho, lo puso al borde de la histeria y lo llevó a acusar a las autoridades de “tramar su muerte a cuenta gotas, haciendo que una a una mueran sus neuronas”.

Se puede disentir del Presidente Humala. Incluso, se puede cuestionar su gestión arguyendo una u otra variante de política, y hasta su propia inconsecuencia. Pero, en buen criterio, no se puede negar que ésta, su declaración en torno a la cloaca,  fue su mejor definición de los hechos en sus tres años en la conducción del Estado. Un acierto en toda la línea. (fin)
(*) Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera. http://nuestrabandera.lamula.pe


ALBUM DE LOS RECUERDOS II

FIESTA DEL 24 DE AGOSTO 2014 EN PACLLÓN