lunes, 24 de noviembre de 2014

PERÚ. LA CLOACA


PERÚ. LA CLOACA

¡Datos de la historia que todo peruano no debe olvidar jamas!







Por Gustavo Espinoza M. (*)

Para: quishtulandia

Bastante bien asesorado debió estar el Presidente Ollanta Humala cuando recientemente, y en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, aseguró que el fujimorismo salió de una cloaca. Probablemente, para tener la certeza de usar debidamente el vocablo, el ex comandante consultó a la Academia Peruana de la Lengua, porque, sin duda, se valió de la expresión más precisa y en su más cabal sentido.

El Diccionario General Ilustrado de la Lengua Española editado en Barcelona, con prologo de Ramón Menéndez Pidal y en versión corregida y ampliada por Samuel Gili Gaya, sostiene, que la cloaca “es el conducto subterráneo por donde van las aguas sucias, o las inmundicias de los pueblos”.

Con tan trasparente definición, seguramente la inmensa mayoría de los peruanos coincidirá en admitir que el fujimorismo es ciertamente una excrecencia de las cloacas, como lo aseguró, con gesto adusto, el mandatario nacionalista.

No se trató del un adjetivo orientado a descalificar, ni degradar, a nadie. Fue un muy preciso uso de un vocablo sustantivo, porque el fujimorismo es una de las inmundicias que produjo el pueblo en una determinada etapa de su crisis.

No olvidemos en efecto, que Alberto Fujimori apareció, en 1990 como el candidato del “No-Shock”.
 
Cuando en representación del FREDEMO, Mario Vargas Llosa ofertaba la Apocalipsis, y amenazaba a los peruanos con cerrar las empresas públicas, despedir a millones de trabajadores, eliminar puestos de trabajo a borbotones, disolver los programas asistenciales, liquidar las pensiones de jubilación y cesantía, destruir los derechos laborales y acabar con los beneficios reconocidos por ley ; arguyendo que era indispensable un “programa de shock” para salir del 7,000% de inflación al que nos había llevado el primer gobierno de García; el chinito de la yuca aseguraba simplemente que él “no haría eso”

Asumió su gestión gubernativa el 28 de julio de 1990 bajo la batuta del Fondo Monetario y el Banco Mundial y, atenazado por los Servicios Secretos de los Estados Unidos que lo coparon de inicio, el 8 de agosto de ese año, bajo la inspiración de su flamante ministro de economía Juan Carlos Hurtado Miller,lanzó el “shock” de ese entonces que cayó como un verdadero mazazo sobre la cabeza de los peruanos.

A los que dicen esporádicamente que “la izquierda apoyó a Fujimoriri” en esa circunstancia, cabría recordarles que la única voz que se alzó en contra de ese llamado “programa reactivador” fue la CGTP, que convocó un Paro Nacional el 16 de agosto, y que, aunque se cumplió “a medias”, concluyó en una trifulca en la Plaza Dos de Mayo cuando a represión policial buscó disolver a los dirigentes de entonces que, encabezados por Valentín Pacho y Pedro Huilca, se disponían a protestar.

Lo que vino después, es más conocido: la guerra sucia, el exterminio de las poblaciones originarias, la esterilización forzada de mujeres, la institucionalización de la tortura, la habilitación de  centros clandestinos de reclusión, desaparición forzada de personas, ejecuciones extrajudiciales; el establecimiento de tribunales secretos, jueces sin rostro y el dictado de sentencias anónimas e inicuas; la creación de grupos de exterminio –Colina, fue el ejemplo- y el castigo a todos los segmentos de la sociedad: médicos, maestros, trabajadores, campesinos, mujeres y jóvenes; fueron e pan cotidiano durante diez años..

Pocas veces la perversidad se hizo más patente en política que en aquellos años, en los que 3 de cada 4 víctimas de la violencia integraban poblaciones originarias, vivían en zonas rurales o eran simplemente quechua-hablantes.

Despoblar las aldeas, era la consigna dictada y cuyo cumplimiento debía ser asegurado por doce mil oficiales de las Fuerzas Armadas lanzados al campo con el propósito genocida a acabar con las poblaciones. Y todo eso, bajo el pretexto de “pacificar el país y acabar con la subversión” Fue esa la “escuela de fascistización” por la que pasó la Fuerza Armada de arriba abajo bajo el dictado  de la CIA.  .

A estos elementos gráficos de descomposición, hay que añadir el hecho que, en forma paralela, los máximos exponentes del régimen: Fujimori, sus ministros y colaboradores cercanos, a más de la Cúpula militar de entonces liderada por Nicolás Hermoza, Elesván Bello, Antonio Ibárcena, y los generales Chacón, José Villanueva, Cesar Saucedo, Víctor Malca  y otros; amasaron inmensas fortunas robándose desde partidas presupuestales hasta lingotes de oro, pasando por cierto por la “adquisición de armas”, el contrabando y otros procedimientos dolosos aún insuficientemente ventilados.

A todo eso se sumó el manejo nauseabundo de una prensa “chicha” y una TV “basura”, compradas ambas con dineros públicos, y encargadas de echar lodo y piedras sobre el honor y el prestigio de connotadas personalidades de la vida peruana como Gustavo Mohme Lloma, paradigma de decencia y dignidad.

Que la perversidad del régimen de entonces no tuvo miramientos, lo confirma el que centenares de personas inocentes fueron condenadas por “terrorismo”, a cadena perpetua o largos años de cárcel; a sola condición que fueran señaladas como tales por otras, capturadas sorpresivamente y sometidas a apremios inauditos, a fin que “señalaran” a supuestos “senderistas”.

El emparedamiento y las torturas a las que fuera sometida Susana Higushi, por orden de su esposo y mandatario Alberto Fujimori, y los cables eléctricos atados a sus articulaciones, así como su destitución y reemplazo por su hija, la hoy candidata Keiko Fujimori: no fue sino la tapa de la bombonera en la que –cual Caja de Pandora- estaban encerrados todos los vicios y degradaciones del régimen de entonces, el más nefasto de la historia social del Perú.

A ella representa hoy Keiko Fujimori que, aliada con Alan García encarna LaMafia que busca obsesivamente volver a la conducción del Estado con el avieso propósito de “vengar” la condena que le fuera impuesta a su padre en un juicio legítimo y público, desarrollado con garantías de ley.

Es curioso: cuando Humala habló de “La cloaca”. Keiko aseguró que había “injuriado” a su padre haciendo uso de “un lenguaje chavista”.

Recordemos: nunca Hugo Chávez aludió directamente a Fujimori, tal vez porque pensó  no inmiscuirse en asuntos netamente peruanos. Sí lo hizo, en cambio, cuando habló de García en un contexto muy concreto:  lo comparó con Carlos Andrés Pérez, el ADECO que fuera Presidente de Venezuela. Aludiendo a ambos, dijo que eran “caimanes de un mismo pozo”, y a García específicamente lo calificó, con precisión innegable, cono “ladrón de cuatro esquinas”. Certero, el Comandante,  sin duda.

En otras palabras, el “lenguaje chavista” fue contra AGP, y no contra Fujimori. Si Keiko lo “deplora”, es porque caracterizó a quien es hoy su “mejor aliado”.Se siente en el deber de defenderlo. Podría ser su garantía de victoria el 2016

En España, la cantante y artista Isabel Pantoja, acusada por delitos menores, y sentenciada a dos años de cárcel; finalmente aceptó ir a prisión con un mínimo de dignidad y de decoro. En cambio aquí, Alberto Fujimori llora a moco tendido cada día pidiendo que lo devuelvan a su casa, cuando él mismo no ha sido capaz de devolver un solo centavo de todo lo que se robó impunemente.

El chinito de la yuca no está en prisión. No estuvo allí ni un solo día. Fue instalado, desde un inicio, en el Centro Recreacional de la Policía, en el ex fundo Barbadillo, donde vive dedicado a cultivar las flores que él mismo sembró. En el lugar, recibe desde visitas personales hasta políticas y desarrolla una campaña abierta y sediciosa, aplicando su propia estrategia.

Como se recuerda, no hace mucho, le privó del uso de un teléfono celular, del que se valía para brindar “declaraciones exclusivas” que trasmitía su amigo del alma, Raúl Vargas por las ondas de Radio Programas del Perú. El hecho, lo puso al borde de la histeria y lo llevó a acusar a las autoridades de “tramar su muerte a cuenta gotas, haciendo que una a una mueran sus neuronas”.

Se puede disentir del Presidente Humala. Incluso, se puede cuestionar su gestión arguyendo una u otra variante de política, y hasta su propia inconsecuencia. Pero, en buen criterio, no se puede negar que ésta, su declaración en torno a la cloaca,  fue su mejor definición de los hechos en sus tres años en la conducción del Estado. Un acierto en toda la línea. (fin)
(*) Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera. http://nuestrabandera.lamula.pe


ALBUM DE LOS RECUERDOS II

FIESTA DEL 24 DE AGOSTO 2014 EN PACLLÓN












































sábado, 8 de noviembre de 2014

PACLLÓN VIGILADO POR SUS APUS TUTELARES

RAS TRAS TRAS EN PACLLÓN


Por Don Bernacho

“Pacllón el Primer Distrito Ecológico y Turístico de la Provincia de Bolognesi”

“Una Perla Escondida en la Cordillera de Huayhuash”                                                                                                                                               
Reza una inscripción en la modernizada plaza del Pueblo.                                                                      Al distrito de Pacllón se puede llegar en cualquier época del año, en la actualidad cuenta con facilidades de medios de transportes, especialmente el gobierno local se encarga de este servicio; también se puede utilizar de movilidad familiar. Desde la capital provincial dista 25 Kms. Aproximadamente.

La capital del distrito, que lleva el mismo nombre, se encuentra rodeado de imponentes macizos como el Santa Cruz, Huancarpon y el vasto farallón de Sumpun, cual apus tutelares vigilan permanentemente al pueblo y además, la blanca imagen de su nevado Yerupajá hace que esta joya sea visible desde cualquier horizonte e inclusive desde las aeronaves que  transitan desde la Ciudad Capital hacia el oriente peruano y viciversa que efectivamente se confirma que se encuentra ubicado en el seno de la Cordillera de Huayhuash.

El pueblo de Pacllón, como cualquier pueblo andino de la región, tiene características importantes que resaltan ante el arribo de todo visitante, tales como la estructura arquitectónica colonial de la iglesia matriz y la torre, cuyo tañer de sus campanas se escucha en la lontananza. Importantes restos arqueológicos asentados por sus inmediaciones que siguen guardando celosamente los misterios de una civilización milenaria, y además, una vasta verde campiña donde resaltan los sembríos de productos de pan llevar de los pobladores. Por otro lado, cuyas casas de adobe y madera con techo de tejas albergan calor de hogar familiar y amistad a todo forastero que se anima a visitar; a menudo por sus calles estrechas nos topamos sólo con animales domésticos que deambulan por el pueblo, mientras que sus pobladores se encuentran cumpliendo tareas en el campo.

Desde tiempos inmemoriales, cada 24 de agosto, el distrito de Pacllón se vista de gala con motivo de las festividades en homenaje a San Bartolomé, santo patrono y protector del pueblo. Los bailarines y danzantes exaltados de algarabía y entrelazados entre ellos recorren las calles en adhesión y simpatía a las festividades, amenizados por la banda de músicos del pueblo, previamente estimulados y contagiados por la mezcla de licor ingerido.

Para la ocasión los varones se visten impecablemente con lo mejor de su ropaje, a fin de frecuentar las cantinas del barrio a fin de dar bienvenida y parlotear con los recién llegados, compartiendo entre ellos el “Chinguirito”, licor casero que resulta de la combinación de  aguardiente con hierbas medicinales de la zona. Las mujeres van presurosas por las calles luciendo sus vestidos de percala multicolor y sombrero de palma adornadas con cintas y flores coloridas, preocupadas del almuerzo familiar; mientras que los niños entusiasmados corren por las polvorientas calles tras las comparsas que se dirigen a la visita protocolar de las autoridades y personalidades sin advertir las estruendosas detonaciones de las bombardas y avellanas que surcan el azul cielo del pueblo. También participa en las festividades el único raspadillero que ha llegado al pueblo.

Es tradicional en el pueblo, durante el auge de la fiesta, los funcionarios de las celebridades ofrecer banquetes a toda la comunidad, especialmente a los visitantes, ofreciéndoles el denominado “caldo fiesta” y el “locro de cuy”, acompañado de abundante cancha de maíz, papa sancochada, rocoto molido y la chicha de jora, a fin de recuperar las energías tras el desvelo y el baile vespertino ejecutados. La plaza del pueblo se convierte en escenario de baile popular donde participan hombres y mujeres, jóvenes y adultos , especialmente los propios y extraños, hasta las últimas consecuencias durante la vigencia de la fiesta.
Recomiendo a los visitantes, al finalizar los festejos en el pueblo, prolongar su travesía en participar en un turismo vivencial que consiste en visitar las zonas arqueológicas de Rara Punta, Macar, Pinta, Sunta  Huillca, Rayoratanan, entre otras, ubicadas a inmediaciones del pueblo.

Sería significativo y placentero pernoctar en viviendas familiares, allí no hay lujo ni tecnología de punta, sólo calor de hogar y simpatía de sus moradores. La comodidad se encuentra  en las sonrisas de sus anfitriones, con quienes se compartirán la mesa familiar, donde se ofrecerán alimentos cotidianos como la cancha, papa, oca y queso, especialmente el “papacashqui” y la “lahuita”. También se puede participar en las labores  cotidianas como el recojo de leña para la fogata, en el riego de la parcela, en el pastoreo de los “Huachis” (cordero desmamantado) e inclusive en probar suerte con una carnada y cordel en el rio de Achin.

Como corolario del periplo realizar un viaje a la Cordillera de Huayhuash, actualmente zona declarada Area de Conservación Privada-PACLLON, para admirar su belleza paisajística y la biodiversidad existente en dicha  ACP y aprovechar para agradecer a la Mamapacha, en el lugar denominado Bacilio Jircan, mediante el inefable pago a los apus y a la tierra.


ÁLBUM FOTOGRÁFICO 
RECUERDO DE LA FIESTA PATRONAL 
24 AGOSTO 2014    

PARTE I